DESING THINKING: CREACIÓN DE PRODUCTOS Y SERVICIOS A LA MEDIDA DE TUS CLIENTES

idea

 

No importa en qué sector tu negocio o producto se encuentre, el tamaño de tu empresa o incluso si eres un trabajador independiente; seguro que estarás en la búsqueda de nuevos clientes y la forma de retenerlos y conseguir re-compras. Es posible que ya hayas intentado algunas fórmulas y te hayan dado resultados, pero si quieres realmente diferenciarte de tu competencia, debes estar pensando en estrategias de largo plazo.

Se ha comprobado en diferentes escenario que si bien el precio puede mover la elección de los consumidores por un bien o servicio, no necesariamente será esta la característica que los retenga y mucho menos, la que lo distinga de tus competidores, ya que siempre  habrá alguien que ofrezca un servicio similar al tuyo a menor precio; sin embargo, hay clientes que prefieren quedarse y pagar un poco más a aquellos que suplen sus necesidades, que en muchas ocasiones, van más allá de la compra del producto.

Para esto existen metodologías como el Design Thinking que están ayudando a más de un empresario a encontrar o fortalecer su propuesta de valor: lo que lo hace único y por lo cual sus clientes lo eligen; y así, desligándose del precio como variable para aumentar o mantener las ventas.

Piénsalo, tu como consumidor has preferido, en alguna ocasión, pagar un poco más por servicios que van más allá de tu necesidad inmediata, como por ejemplo algunas entidades bancarias que, si bien no tienen el costo más económico por cada transacción, tú las eliges porque los servicios que te ofrecen te ahorran tiempo, trámites y te dan seguridad. Esas empresas no solo te cobran por un producto, sí no que te ofrecen toda una solución que entiende tus miedos, barreras y estilo de vida.

Te puede interesar: ¿Cómo AirBnB pasó de alquilar colchones inflables a cambiar la industria hotelera?

El Design Thinking parte de la observación juiciosa de los clientes, sus necesidades, motivaciones y estilo de vida para lograr interpretar al cliente y visualizar las necesidades desatendidas o con alto potencial de ser mejoradas. Luego de este proceso, se comienza a crear una versión prototipo de lo que se quiere ofrecer, es decir, una versión del producto que no es completamente funcional, con el fin de que los clientes potenciales opinen a partir del uso del nuevo producto. En esta etapa te darás cuenta de que lo que creías que era el servicio ganador, tal no lo sea o tal vez sí, y podrás ajustarlo a lo que los clientes necesitan antes de realizar grandes inversiones; esto te garantizará una probabilidad de éxito mayor en el mercado y posicionamiento en el corazón de tus clientes.

Para implementar Design thinking necesitas:

– Estar dispuesto a escuchar al cliente. Esto puede parecer obvio, pero cuando vamos a los clientes o los usuarios, los primeros comentarios sobre nuestro servicio no siempre serán los más halagadores; pero debes mantenerte neutral y escucharlos. De ellos es que obtendrá la información más valiosa para diseñar tu nuevo producto o mejorar tu servicio.

– Contar con un equipo interdisciplinario: Es importante que en este proceso no sólo involucres a los de siempre: a los del negocio o producto. Involucra a otras áreas como servicio al cliente, contabilidad, ingenieros, diseñadores y por qué no, traer uno que otro antropólogo, sociólogo o psicólogo, que te ayude en el proceso de observación.

– Entender y tener el proceso claro: En Internet podrás encontrar miles de fuentes explicando la metodología, pero lo que no te cuentan es que vas a recoger mucha información que te puede abrumar o hacerte quedar en la iteración de las pruebas con usuarios, es decir, que no encuentres fácilmente cuándo dejar de probar y lanzar al mercado. Cerciórate de entender completamente la metodología antes de embarcarte en cualquier iniciativa o puede que caigas en el mar de la confusión y te frustres en el proceso.

– Probar ágilmente: lo que necesitas es probar el concepto del funcionamiento de tu producto o servicio, probar el MVP (mínimo producto viable), es decir, probar lo que es fundamental para tu producto, quitándole todos los adornos y enfocándote en lo que es importante para tu cliente, esto te dará agilidad, ya que testeará versiones sencillas que “irán a la pepa”.

Entender las necesidades de tus clientes y usuarios potenciales, sus motivaciones y estilo de vida es lo que le dará ese carácter diferencial por el cual tus clientes te pagan. 

Fuente: www.eltiempo.com Junio 27 de 2017

ACERCA DE ENVEN

 Empresa colombiana dedicada a la capacitación y entrenamiento en temas relacionados con el área comercial, investigaciones de mercado, asesoría  y consultorías empresariales.

 

SIGUENOS EN:

CONTÁCTENOS

PBX: (4) 444 - 29-09
Celular:3176459587
info@escuelanacionaldeventas.com
 

HORARIO DE ATENCIÓN

Nuestros horarios de atención al cliente

  • Lunes-Viernes: 8:00am a 5:00pm

 

RedLatinoamericanFondoBlanco